República Checa

Como parte del legado imperial austro-húngaro, la formación y la educación profesionales en República Checa cuentan con una larga tradición y gozan de una buena reputación.

Incluso ha cobrado mayor atractivo gracias a los recientes cambios ya que se ofrece una gran variedad de itinerarios formativos y la posibilidad de ingresar en estos en todos los niveles, incluso en el de la educación superior. Se ha establecido un nuevo sistema de cualificaciones, un examen nacional en los programas de formación de aprendices y se han creado nuevas herramientas en materia de orientación profesional.

En los últimos cinco años se ha efectuado una reforma y modernización de los programas de formación.

El abandono escolar y profesional ha disminuido y está cerca del 5 % . Mejorar la calidad de la FP y hacerla más atractiva forma parte de los retos del sistema en República Checa, sobre todo en el nivel  de la educación secundaria. En este contexto se fomentan las prácticas y el trabajo en la empresa y se busca una mejor transición entre la enseñanza y el mundo laboral para los graduados.

El sistema educativo en República Checa – 2014

 

El sistema educativo en República Checa (© Onisep / Elise Veteau)

 

Léxico

 

La vía profesional en República Checa

 

En la educación secundaria

La educación obligatoria dura 9 años, es decir, desde los 6 hasta los 15 años.

Luego los alumnos tienen la posibilidad de elegir entre:

  • el Instituto de Educación General (Gymnazium) para recibir enseñanza que les conduce a la obtención del Maturita y enseguida a la educación superior.
  • Las escuelas técnicas secundarias (Střední průmyslová škola) así como las escuelas secundarias integradas (Integrovaná střední škola) que combinan enseñanza general, asignaturas profesionales teóricas y formación práctica. Al final del curso, los alumnos se presentan a la prueba para obtener el Maturita (equivalente del bachillerato). Con este título pueden presentarse a las pruebas de acceso a las universidades técnicas y generales.

Existe la posibilidad de trasladarse de un itinerario formativo a otro. Luego de sus estudios, los alumnos de la FP (formación profesional) pueden dirigirse al mercado laboral. Asimismo pueden acceder a la educación superior sin que para ello tenga en cuenta el tipo de itinerario de educación secundaria que escogieron. Para entrar en la educación superior se necesita un certificado de cualificación denominado Maturitní zkouška.

Fuente : CEDEFOP

En la educación superior

Las escuelas técnicas superiores se encuentran en el mismo campus que las escuelas técnicas secundarias y comparten sus medios con estas. Estos centros imparten formación técnica en tres años luego de la educación secundaria. Por el momento las escuelas superiores técnicas no tiene el estatuto de universidades.

 

Formación de aprendices

Los centros de formación de aprendices alternan una formación teórica con períodos de prácticas en empresa y estos representan una parte importante del programa. Por lo general la formación dura 3 años y se valida con un examen final. En algunos casos, los aprendices pueden elegir un programa que dura cuatro años. Así, además de la formación profesional, reciben una formación general más amplia y pueden obtener el Maturita.

 

Datos claves

  • 95 % de los alumnos que terminan la educación secundaria obligatoria prosiguen sus estudios en la secundaria superior. De estos, 73 % adquieren, entre los 17 y los 19 años una cualificación profesional reconocida en el mercado laboral. La tasa de abandono en el instituto es baja, de alrededor de 5 %. (CEDEFOP – 2013)
  • En los últimos años, el porcentaje de jóvenes en la educación terciaria aumentó, pasando del 13 % en 2005 al 28 % en 2014. (CEDEFOP – 2016)
  • En 2014, el porcentaje de alumnos en los programas de la FP a nivel de la educación secundaria superior fue 73,4 %. Este porcentaje es netamente superior al de la media europea. (CEDEFOP – 2017)

Actualización : 13/07/2018