Francia

En Francia, la formación profesional se ha vuelto el motor mayor en la mejora del nivel de educación de los jóvenes.

Su renovación busca mejorar tanto la inserción profesional de los jóvenes como la continuación de sus estudios en la educación superior.

En la educación secundaria, la vía profesional se caracteriza por el desarrollo tanto de la relación centro educativo – empresa como de las prácticas pedagógicas innovadoras.

Los títulos de la FP (formación profesional) pueden obtenerse en los centros educativos o mediante la formación para aprendices.

 

El sistema educativo francés – 2017

 

 

Léxico

 

La vía profesional en Francia

 

En la educación secundaria

Luego de estudiar en el collège (de 11 a 15 años), los alumnos pueden seguir los estudios en la vía general y tecnológica o en la vía profesional.

La vía profesional les permite obtener un diploma:

  • El CAP: Certificado de Destrezas Profesionales, luego de 2 años.
  • El BP – Brevet professionnel –: título de la formación profesional que tiene una duración de 2 años.
  • El BAC professionnel: Bachillerato Profesional luego de 3 años.

La vía profesional permite que se aprenda una ocupación mediante el paso progresivo del centro educativo al mundo laboral, lo cual se realiza sobre todo con una alternancia de períodos en la empresa y otros en el centro educativo.

La formación para la obtención de estos títulos la imparten los institutos profesionales, o los Centros de Formación para Aprendices (CFA), en el marco del aprendizaje profesional.

La denominación “lycée des métiers” (instituto de oficios), es un sello de excelencia que poseen 800 institutos profesionales.

 

En la educación superior

Luego del bachillerato, los estudiantes pueden proseguir sus estudios y obtener en dos años títulos de la FP con buenas salidas laborales:

  • El Título de Técnico Superior (BTS) y el Título de Técnico Superior Agrícola (BTSA).
  • El Título Universitario de Tecnología (DUT).

Estos títulos permiten una inserción directa en el mundo laboral. También se pueden completar estas formaciones realizando un año de estudios suplementarios para obtener:

  • una Licence Professionnelle,
  • una Formación Complementaria.

Del mismo modo, existen numerosos institutos y escuelas especializados que ofrecen formaciones profesionales reconocidas en el mercado laboral. Se puede entrar a estos programas, luego del bachillerato, a través de un examen de admisión o una selección del expediente del candidato. Estos centros pueden especializarse:

  • en el sector del trabajo social: se obtienen títulos de asistente de servicios sociales, educador especializado, educador infantil, etc.
  • en el sector sanitario: se obtienen títulos para aproximadamente quince ocupaciones, tales como enfermero, fisioterapeuta, ortofonista, etc.
  • en otros sectores como la contabilidad, la gestión, la arquitectura, el arte, etc.

Luego de acabar los estudios en la formación inicial, uno puede seguir formándose en el marco del aprendizaje a lo largo de la vida y de la convalidación de la experiencia adquirida.

 

Formación de aprendices

El sistema de formación de aprendices es posible en todos los niveles de la FP: desde los estudios para el CAP hasta los estudios para el Master, pasando por las formaciones de ingeniería y de las escuelas de comercio.

 

Datos claves

  • Los alumnos que siguen el programa de bachillerato en formación de aprendices representan cerca del 29 % de los bachilleres en la FP. (INSEE – 2012)
  • En 2012, el 23,9 % de los bachilleres eran del programa de bachillerato profesional. (INSEE – 2012)
  • Se pueden ejercer más de 450 profesiones mediante una formación para aprendices. (ONISEP – 2017)

Actualización : 08/04/2015