Oportunidades de trabajo

Obtener nuevas competencias, ampliar tus horizontes, mejorar tu nivel en el idioma extranjero, ser más seguro en ti mismo… No hay que dejar de decirlo: trabajar en el extranjero es, sin lugar a dudas, una experiencia enriquecedora y además posible para todos.

Libertad de trabajo en Europa…

Puedes trabajar en cualquier país de la Unión Europea, así como en Noruega, Islandia, Liechtenstein, y Suiza. No se necesita un permiso de trabajo, tan solo hay que desear trabajar en estos países. El principio de libre circulación establecido por el Tratado de la Unión Europea te garantiza las mismas condiciones de trabajo, así como los mismos beneficios sociales y fiscales que los ciudadanos del país de acogida.

 

¿A quiénes va dirigido?

 

  • A toda persona que desea establecerse por motivos de trabajo en un país europeo durante un período relativamente largo
  • A los demandantes de empleo, que pueden solicitar una trasferencia de sus beneficios según ciertas condiciones, para buscar trabajo dentro de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo.

 

Los requisitos

 

Es preciso conocer el idioma del país en el que deseas trabajar.

 

¿Qué pasos seguir?

 

  • Infórmate sobre el país de destino: entérate sobre su cultura, el modo de vida de sus habitantes, su situación económica, las condiciones laborales y formas de contratación. Esta información podrás encontrarla en el sitio web de EURES, la red europea de servicios públicos para el empleo en Europa, o en directorios especializados en internet, así como en embajadas, oficinas del Servicio de Empleo y otras entidades.
  • Realiza las gestiones para un reconocimiento de tus títulos y cualificaciones
    Algunas profesiones se encuentran reguladas. Infórmate y comunícate con el centro NARIC  (centros de información sobre reconocimiento académico y profesional de los títulos) del país de acogida.
  • Define tu proyecto: Redacta tus currículums y cartas en el idioma del país. Recuerda que existe el currículum europeo en el sitio web Europass.
  • Consulta las ofertas de empleo en los periódicos en línea del país de destino y en los sitios especializados.
    Date de alta gratuitamente en “Mi EURES” para solicitantes de empleo: puedes crear un currículum y hacerlo visible a las empresas inscritas y a los consejeros EURES que ayudan a las empresas en su búsqueda de candidatos. Asimismo puedes recibir por e-mail avisos de ofertas de empleo que corresponden con tu perfil. Eures, red europea de servicios públicos para el empleo, ofrece más de 1 250 000 ofertas actualizadas en tiempo real.
  • Prepárate para la entrevista de trabajo en el idioma del país.
  • Si te han contratado: debes saber que las directivas europeas hacen obligatoria la redacción de un contrato que describa el empleo y las condiciones de trabajo. El contrato se encuentra regido por las leyes del país de acogida.

 

Consejo

  • Comunícate con un consejero Eures en España o en tu país de destino para conocer los aspectos jurídicos, administrativos y recibir informaciones prácticas sobre una búsqueda de empleo en el extranjero.
  • Cerciórate de que tu contrato laboral cuenta con todos los requisitos legales y examina todas las condiciones contenidas en este.

 

Direcciones útiles
  • El sitio web de los expatriados en Europa constituye una gran mina de información. Encontrarás, por cada país, blogs de expatriados que cuentan sus experiencias, directorios de empresas, además de un foro y anuncios inmobiliarios.

En conclusión, tendrás a tu alcance la vida de cada país europeo en todos sus aspectos.

  • Tu primer trabajo EURES : Un programa para ayudar a los jóvenes europeos a encontrar trabajo en otros países de la UE.
[iframe src= »http://www.youtube.com/embed/Q0TRdOuy-TY » width= »401″ height= »231″]

 

Una herramienta: la tarjeta profesional para la movilidad

 

La tarjeta profesional europea (TPE) se encuentra en pleno proceso de creación. Se busca así favorecer la movilidad de los trabajadores en la Unión Europea. Con la tarjeta se podrá:

  • simplificar el reconocimiento de las cualificaciones profesionales;
  • mejorar la eficiencia de los procedimientos administrativos para los profesionales que deseen ejercer una profesión regulada en alguno de los otros estados miembros;
  • reforzar la seguridad mediante la identificación de las personas a las que se les ha prohibido ejercer una profesión en su país de origen;
  • usar procedimientos electrónicos (certificado electrónico).

Grupos de trabajo se han concentrado en varias profesiones (médicos, enfermeros, ingenieros, guías de montaña, fisioterapeutas) que ya han mostrado su interés en la creación de esta tarjeta  Asimismo se contempla crear una tarjeta profesional para los agentes inmobiliarios y aplicar cambios en la regulación de la profesión de farmaceútico.

 

Trabajo de verano, trabajo de temporada….

 

Si eres mayor de edad, también puedes obtener un trabajo de verano o de temporada. Cuando lo hayas encontrado, debes estar atento y pedir que se haga un contrato escrito. A diferencia de otros tipos de trabajo, generalmente no se necesita un buen dominio del idioma del país.

Los sectores en donde se buscan trabajadores temporeros son la hostelería, la restauración y la agricultura (existen numerosas recogidas agrícolas y vendimias).

 

Existen varias posibilidades para encontrar el trabajo de temporada que más te conviene:

  • Puedes buscar solo.
  • Puedes dirigirte a las instituciones organizadoras de estancias de idiomas ya que estas también ofrecen trabajos de temporada.
  • Piensa en comunicarte con las empresas españolas establecidas en el extranjero
  • Consulta los listados de la cámara de comercio.
  • No dudes en informarte sobre las posibilidades que abre el hermanamiento de las ciudades. Puedes obtener, bajo ciertas condiciones, una beca para pasar una estancia en las ciudades hermanas.
  • Consulta los foros.
  • ¿Sabes lo que es el “WWOOFing”? Es otra manera, original, de pasar una estancia en el extranjero, en especial si te interesan la ecología y sus prácticas agrícolas. Por ejemplo, puedes vivir en una granja ecológica y realizar junto con los dueños las actividades diarias.

 

Estancias au pair

 

Estas estancias constituyen una buena oportunidad de inmersión cultural. Puedes tener la garantía de que mejorarás tu nivel en un idioma sin mucho gasto, pues además del cuidado de los niños y las tareas domésticas, el horario está diseñado para que los jóvenes au pair sigan cursos del idioma en una universidad local.

Los requisitos de edad, las gestiones administrativas y la duración legal de un trabajo varían de un país a otro. En Europa, puedes realizar tu estancia desde que cumples los 17 años y tener una media de 30 horas semanales de trabajo. Por el contrario, en los Estados Unidos, debes ser mayor de edad y añadir unas quince horas suplementarias a tu horario semanal.

 

Encontrar una estancia

Puedes buscar una estancia por ti mismo. Puedes buscar en sitios web, como aupair-world.net, cuyo objetivo consiste en poner en contacto a los candidatos con familias que solicitan un o una au pair.

Por ello, debes asegurarte que la oferta sea seria y tener cuidado con los términos del contrato, las condiciones de trabajo y otros asuntos similares.

Por otro lado, si prefieres que una entidad organice tu estancia, puedes dirigirte a las numerosas agencias que colocan jóvenes au pair. Los servicios varían según la agencia y tienen un precio. Este comprende la cotización, los gastos administrativos, el seguro obligatorio que garantiza la responsabilidad civil del joven au pair, y en ocasiones, el billete de ida y vuelta.

Para estar seguro de que recibirás un servicio serio, es preferible dirigirse a una agencia autorizada.

Para ello, consulta estos enlaces:  http://www.iapa.org/